Esta vez, si tomamos Oviedo: Marchas de la Dignidad, el pueblo obrero en marcha

Cuando caminaba el viernes 24 de Octubre junto a una marcha que venía desde Gijón y con la que
anduve más de dos horas, al entrar en Oviedo un curtido y maduro marchista con aspecto de obrero industrial afirmó ”Vamos, que esta vez si tomamos Oviedo”, dando ánimos. En Asturias, la memoria histórica se palpa y es que dos procesos de alzamiento popular en dos años,- la revolución de 1934 y la defensa aislada y heroica de la República en 1936 marcan mucho.- Cuando las cuencas mineras llamarón a la revolución en 1934 e Indalecio Prieto llegó en un tren con la orden de Huelga General Revolucionaria firmada por Francisco Largo Caballero, escondida en el forro de su sombrero y la UHP, la Alianza Obrera tomó pueblos mineros e industriales. Las columnas mineras avanzaron hacía Oviedo la ciudad burguesa y capital administrativa al objeto de tomarla, pero no lo consiguieron totalmente pues la guarnición militar se acuartelo e hizo fuerte en el centro urbano, al tiempo que los moros y legionarios de Franco desembarcaban en Gijón a sangre y fuego, enviados por el gobierno de la CEDA. Lo mismo ocurrió en 1936 hasta que las tropas gallegas de Camilo Alonso Vega –sublevadas contra la República-llegaron en auxilio de Vetusta. En ambos casos las cuencas resistieron y la clase obrera asturiana sufrió una dura represión.

Esta vez, sin mausers ni dinamita, sin los cañones de Trubia, ni las pistolas compradas por Indalecio Prieto de su bolsillo, es más con la vergonzosa presencia del PSOE en la otra parte de la valla y recibiendo a los borbones. El pueblo y de forma pacífica si tomó Oviedo.

Las Marchas de la Dignidad junto a miles de ovetenses y asturianos hartos y estafados por un régimen corrupto y cleptómano, caminamos hacía Oviedo o nos concentramos juntos en una plaza con el significativo nombre de “La Escandalera” liándole un escándalo y haciendo un masivo escrache al nieto de Franco y su princesa, llamada reina consorte.

La Marchas de la Dignidad hicieron patente junto a miles de asturianas y asturianos de forma solidaria que el lema “Somos Reales” es real. Es real que somos paradas, desahuciadas, más pobres y tenemos menos sanidad, pensiones o educación. Los reales somos las recortadas, atracadas y violentadas.

Una plaza rebosante con cientos de policías anti-disturbios protegiendo a la corona del pueblo, a los políticos del sistema del pueblo, a la real pareja del pueblo. No recibieron aplausos, sino pitos y un grito unánime “los borbones a los tiburones”.

Sabemos que la corona borbónica flota en medio de charcos de lodo y mierda. Por tanto, no nos engañan y representa tan solo al poder de la oligarquía. Es la más alta expresión de poder oligárquico que asola el estado español. Por eso las banderas tricolores eran la expresión de una voluntad de cambio real. Por eso las M22M estábamos allí en Oviedo y delante del teatro Campoamor y nuestra presencia fue tan evidente y contundente que los medios de comunicación aunque fuera con breves o “cortes televisivos” de segundos tuvieron que dejar constancia de nuestra presencia. A la vez en una ocasión más, las Marchas de la Dignidad y las organizaciones que las componen demostraron su fuerza y su capacidad. Centenares de paradas y parados y de trabajadores empobrecidos vendiendo papeletas de una rifa a un euro, pudimos estar allí y costear viajes y bocadillos que nadie nos subvencionó.

El pueblo, se empodera marchando en el estado español. No es viendo programas críticos que el sistema nos regala en ciertas televisiones, ni siquiera tan solo votando. El voto sin pueblo empoderado, informado y movilizado citando al asturiano Indalecio Prieto, “no importa una higa”. Pero para estar en las marchas hay que caminar y estar allí –si razones de fuerza mayor no lo impiden- por parte que quienes quieran representar a un pueblo sufriente, herido, ninguneado y estafado.

En hora buena a “Somos Reales”. Muy bien por las Marches Asturies 22M. Excelente trabajo y organización. Pero como sin información e ideas no vamos a cambiar nada, la víspera, el 24 tuvo lugar un Foro Social en el que tuve el honor de ser invitado y participar en un debate sobre el TTIP en nombre de ATTAC cuyo trabajo para difundir este opaco tratado de libre comercio tan negativo y peligroso, ha sido muy importante. Todo con una buenísima asistencia de público y activistas.

Ahora las Marchas de la Dignidad se vuelven a poner en marcha sin dar un respiro al sistema, al régimen que deseamos y debemos cambiar. Hay que echarlos. Para ello, nuevamente nos vamos a poner a caminar el próximo 29 de Noviembre en todas las ciudades capitales de provincia de todo el estado. Si el pueblo marcha demostrará su poder y su fortaleza y el espacio de unidad popular más real, serio y combativo del Estado Español,-que son las Marchas de la Dignidad- demostrará su fuerza y su capacidad no solo de crear poder popular, sino de ser poder popular. Esa es la unidad buscada, y ya está, ya la tenemos. Estuvo en Madrid el 22M, rodeó los Parlamentos autonómicos. Ha estado en Asturies tomado Oviedo.

Desde el 24 hasta el 29 de Noviembre estaremos en la calle, debatiremos, informaremos, nos uniremos a los conflictos sociales y laborales locales y denunciaremos la pobreza y la exclusión, que solo el impago de la deuda y el fin de las políticas de la troika pueden ayudar a paliar. Las Marchas de la Dignidad, se han convertido en un excelente instrumento. Son la expresión organizada más combativa y apoyada de los pobres y la clase trabajadora. Por eso han de ser inclusivas y abrirse a todas las personas y organizaciones sociales, sindicales y políticas que estén contra los planes troika, el neoliberalismo, el atajar y ya la deuda y no pagarla el pueblo trabajador y ese programa tan sencillo y completo de PAN, TRABAJO Y TECHO.

El 29 de Noviembre caminaremos emulando la” marcha de la sal” de Gandhi en la India y que fue decisiva para arrojar el Imperio Británico, demostrando la capacidad del pueblo hindú para conseguir librarse del opresor. Como muy recientemente me dijo mi amigo Alejandro Ortiz, uno de los responsables de Alternativa Socialista, Gandhi en cuya figura es experto, con esa marcha demostró su poder, el del pueblo indio y que se debía contar con lo que representaba para cambiar, para librase de la oligarquía británica imperial y ladrona.

Carlos Martínez

Politólogo y activista social

Carlos Martinez es representante de Attac España en las M22M, del Consejo Cietifico de Attac y miembro de Alternativa Socialista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s